LOS QUESOS DE MI TÍO

MI TÍO

Las ovejas llevan domesticándose 10.000 años, ¿cuándo empezó tu tío con los quesos?

Los quesos de mi tío existen desde 1992. Mi tío curaba los quesos en una cueva cerca de Socuéllamos (Ciudad Real). Socuéllamos se encuentra en plena Mancha, rodeado de viñedos (cuna de los vinos manchegos) y campos de trigo y cebada. Por estas tierras pastan las ovejas cuya leche sirve para crear estos deliciosos quesos. Siempre los quesos han encantado tanto a familia como a amigos, y poder tenerlos en la mesa de casa es una experiencia sin igual. También son el mejor regalo para los suegros (por experiencia).

Los primeros quesos se tomaron en Mesopotamia hace unos 2.500 años (o eso creemos), ¿los quesos de tu tío llegan hasta tan lejos?

Aún no hemos llegado a Mesopotamia, pero estamos en ello: en poco tiempo se podrá pedir nuestro queso romero online desde allí. Los quesos de mi tío se exportan a Europa, desde Portugal hasta Holanda. Son quesos que han nacido para ser disfrutados en Navidad, en una fiesta familiar o simplemente con una copa de vino cuando llegues a casa del trabajo.

Una última pregunta, ¿cómo me recomiendas tomar los quesos de tu tío?

El queso es cuestión de gustos, pero mi tío lo suele presentar sobre una tabla de madera o pizarra, acompañándolo de un vino. También es importante que se atempere unos 10 minutos antes de tomarlo. Una vez terminada la degustación se vuelve a guardar el queso en la nevera cubriendo el corte con un film doble de plástico para protegerlo. Cuando se vuelva a degustar hay que cortar la parte exterior oxidada por la luz y de aspecto seco.

Mi recomendación es el queso romero, pero puedes elegir el queso curado que podría ser que a ti te guste más. ¡Disfruta de estos quesos!