Recetas con ajo negro


Muchos nos preguntáis cómo usar el ajo negro de Losquesosdemitio.com. La verdad es que puedes incluirlo en todas tus recetas: tosta de salmón y ajo negro, solomillo con salsa de ajo negro, ensalada de tomate y ajo negro, hummus de garbanzos con ajo negro, gazpacho con ajo negro, espárragos con alioli de ajo negro o cualquiera que se te ocurra…Sé creativo, innova, diviértete, y ¡cuéntanos la tuya!

Los grandes chefs de todo el mundo ya lo usan en algunos de sus platos. Y es ideal para una dieta vegetariana. Si buscas online puedes encontrar más de 2,5 millones de recetas, aunque hemos seleccionado las que más nos gustan de youtube para ti.


¿Quieres cocinar con nuestro ajo negro?

Consíguelo ya

Losquesosdemitio - Ajo negro en tabla de madera

Sol# ¿Cómo lo producimos?

Tras el cuidadoso proceso de cultivo y recolección en Las Pedroñeras, el ajo fresco es trasladado a nuestros almacenes para su clasificación y manipulado con el fin de obtener la mejor selección de producto. 

Posteriormente, es sometido a un proceso de fermentación controlada 100% natural (sin conservantes ni colorantes). Finalizado este tratamiento térmico, se envasa y etiqueta manualmente. Hay que mantenerlo en lugar fresco y seco.Ajos# ¿A qué sabe?

El ajo negro de Losquesosdemitio.com presenta un cierto sabor a regaliz, con matices balsámicos de frutas y caramelo. Es agradable al paladar y su textura es blanda y gomosa.

Tiene la gran ventaja de que ni pica ni produce mal aliento (a diferencia de su hermano pequeño el ajo fresco). Una suerte para los que te rodean 🙂Cuerpo# ¿Cuáles son sus beneficios?

El ajo negro posee todas las propiedades de un ajo fresco: antibiótico, antioxidante, antiséptico, fungicida, vigorizante, diurético y expectorante. Además, aumenta las defensas de tu cuerpo y ayuda a combatir la fatiga de manera natural y eficaz. La diferencia es que sólo un diente de ajo negro contiene la misma energía y propiedades terapéuticas que una cabeza de ajo fresco entera.

Durante el proceso de fermentación se incrementa la concentración de aminoácidos, oligoelementos y vitaminas del ajo negro, llegando a contener 10 veces más aminoácidos (de los 20 que existen posee 18, entre ellos el ácido glutámico) y 10 veces más lisina que el ajo fresco.

¡Toma un par de dientes de ajo negro en ayunas cada mañana (y antes de prácticas físicas o actividades de desgaste intelectual) y notarás la diferencia!